La Iglesia de Piedraescrita brilla de nuevo gracias a su restauración

Nuestro compañero, Antonio Perla de las Parras, protagonista de una de las restauraciones recientes más interesantes. Así nos lo cuenta:

“La ermita de nuestra señora de Piedraescrita, fundada en los alrededores de los siglos XI y XII como lo atestigua el Pantocrator de su cabecera, fue ascendida al rango de iglesia en el siglo XVI. Para ello se le dotó de un gran conjunto de azulejería que ocupó todos sus muros, presidido por el arco triunfal con la escena del Juicio Final.

En el 2018 nos fue encargada a Carolina Peña Bardasano (restauradora) y Antonio Perla de las Parras (historiador y conservador, profesor de la UNED) la restauración del conjunto: algunas de sus escenas se encontraban en un precario estado de conservación. Desmontamos todo el conjunto; lo restauramos (en el equipo de restauradoras estaban también María Collar y Mercedes del Pino, además de, temporalmente, Carlota Perla Peña, estudiante de restauración); lo reordenamos parcialmente; y lo volvimos a reubicar montado sobre paneles autoportantes. Han sido recuperados además un conjunto de escenas, aunque parcialmente mutiladas, y el retablo del Rosario en el lado del Evangelio.

Tres años después de que iniciáramos unos trabajos que se han visto lastrados por múltiples situaciones adversas (Covid, Filomena, más Covid), el próximo día 22 de octubre, a las 17:00h se celebra el acto de su inauguración. El acto será presidido por el Arzobispo de Toledo y el presidente de la Diputación de Toledo: ambas entidades han sufragado la restauración”.

Panel en formación de tapiz con la representación de San Cristobal.

Panel en formación de tapiz con la representación de San Cristobal. Estado Previo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arco de Triunfo del presbiterio con el Juicio final. Estado previo.

Arco de Triunfo del presbiterio con el Juicio final. El frente tras haber desprendido todos los azulejos (en riesgo de desprendimiento).

Arco de Triunfo. Proceso de montaje.

Arco de Triunfo. Estado final tras la restauración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Altar y retablo del Rosario recuperados. Ambos habían desaparecido, reutilizándose parte de sus azulejos de forma desordenada en otras composiciones, otra parte fue almacenada en cajas

El taller improvisado de restauración donde se han realizado la mayor parte de los trabajos de restauración de los azulejos.

Proceso de montaje de los paños del lado de la Epístola.


También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search